¡HASTA SIEMPRE QUERIDA ANA! 2017-11-16T09:04:03+00:00

¡HASTA SIEMPRE QUERIDA ANA!

Te has marchado Ana, nos has dejado, a tu familia, a tus seres queridos, a tus amigos de siempre, a tus queridos rotarios, a esta Gran Familia, a los luchadores por los principios y valores en los que siempre creíste, valores que hiciste tuyos…porque tuyos eran.

Nos dejas tu bondad, tu generosidad, tu predisposición, tus enseñanzas, tu cariño, tu fe en el hombre y en su destino. Tu convicción de que todos podemos “Dar de sí antes de pensar en sí” sin importar razas, credos, naciones ni condiciones.

Tu profesión ya era inherente a tus anhelos, curar, aliviar, combatir la enfermedad, aliviar el dolor…la noble práctica Médica. Tu espíritu siempre alegre y positivo, emanaba paz interior, alegría, esperanza…

Duros, muy duros momentos vivimos y sufrimos los amigos rotarios por tu pérdida, por tu marcha. Nos dejas un recuerdo imborrable por tu carácter y tus sentimientos, y por esa ingente labor realizada en bien de los demás… siempre en bien de los demás.

Eras “la chica de la polio” según decías, esa “guapa, rubia y encantadora chica de la polio”, como decían otros. Siempre dispuesta a enseñar, transmitir y concienciar a todos por algo tan importante…algo por lo que merecía luchar: Pongamos fin a la Polio.

Siempre vivirás en nosotros, querida Ana, Ana Parra. Portaremos a partir de ahora y siempre, como nos querías enseñar, el pin de la polio por ti, por tu memoria y por tu recuerdo imborrable. Y te aseguro que…por ti y por tus desvelos, pondremos fin a la polio en el mundo… para que te alegres desde arriba y te sientas orgullosa de tus amigos rotarios.

Hasta siempre Ana. Te queremos.

15 de noviembre de 2017.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies