Rotary insta a la colaboración ciudadana para acabar con la polio en el mundo

El Club Rotary quiere acabar con la polio o poliomielitis en el mundo. Se trata de un objetivo que comparte con el gremio médico desde el año 1979, cuando se unió a una campaña para erradicar esta enfermedad en Filipinas; y que unos años más tarde se amplió a nivel mundial. Gracias a esta estrecha colaboración, se ha conseguido reducir el número de afectados por esta enfermedad infecciosa que afecta principalmente al sistema nervioso. De hecho en 2018 tan sólo se han registrado 20 casos y los únicos tres países en los que todavía está activa son

Afganistán, Pakistán y Nigeria.

Uno de los factores más importantes para conseguir acabar de forma definitiva con la polio es el económico. Por ello desde los Club Rotary de la comarca instan a la colaboración. Lo hicieron ayer, vísperas del día internacional de la lucha contra la poliomielitis en una acción conjunta con el Departamento de Salud de Dénia. «Este año la meta de Rotary a escala mundial es llegar a conseguir 50 millones de euros para esta causa», explicó Luis Santos, máximo responsable del club en la comarca. El propio Santos señaló que la donación se destina a proveer a las zonas afectadas de vacunas, así como para formar a las personas que allí viven para poder reducir las cifras.

«Mientras haya un caso de polio en el mundo somos susceptibles de contraer la enfermedad», aseguró la presidenta del Club Rotary Dénia, María Isabel Roselló. Según indicó, «estamos en la recta final para erradicarla, es ahora cuando hay que hacer el máximo esfuerzo y para ello se necesita la máxima colaboración». Además de la cooperación, los miembros de Rotary en la comarca, junto a los médicos de Marina Salud, incidieron en la necesidad de aumentar las medidas de prevención.

Para los facultativos «es fundamental vacunar a los niños». Según comentaron, los menores de 15 años son los más expuestos a contraer la enfermedad, por lo que se les debe suministrar la medicación entre los 2 y 18 meses de edad; y entre los 4 y 6 años.

Además, los sanitarios trabajan permanentemente en la vigilancia de los posibles casos. Según explicó el médico de la Unidad de epidemiología del CSP de Dénia Vicent Morera, cada vez que se detecta un caso de parálisis flácida aguda, «uno de los síntomas que se da en los pacientes afectados por la polio», se inicia un protocolo de vigilancia y comprobación para descartar la afección. En los registros de 2016, se alertó de 51 posibles casos, 9 de ellos en la Comunitat Valenciana, aunque finalmente se descartaron. «Hay que convencer a la gente que la mejor solución para evitar la polio es la vacunación», apuntó Morera.

2018-10-30T22:43:34+00:00 30 octubre, 2018 10:43 pm|Noticias de los clubes|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies