Rotary Club Alicante Costa Blanca solidario con el Colegio Nazaret de Alicante

Todos los que hace algunos años hemos estudiado en los Jesuiitas de Alicanteescuchamos muchas cosas del Colegio Nazaret como algo grande, como algo bueno, y con ellos aprendimos a valorar el verdadero valor de la solidaridad, lejos de oportunismos y protagonismos innecesarios. Desde nuestra infancia vimos cómo evolucionaba el Colegio Nazaret haciéndose imprescindible en la sociedad alicantina.

 

El Colegio Nazaret de Alicante de entonces nació en 1957. España vivía en plena post guerra civil española con hambre por las calles, paro y marginación de muchos de sus ciudadanos. Y niños sin nada que hacer, sin asistir a la escuela, buscando entre la basura algo que llevarse a la boca. Estas imagénes callejeras conmocionaron al jesuita Francisco Javier Fontova por lo que hizo las gestiones necesarias para poner remedio para que esos niños recuperasen su ilusión infantil, su dignidad como personas, que tuvieran un sitio donde desarrollarse física e intelectualmente y donde alimentarse con las mínimas garantías de calidad adecuadas para su edad. Fontova creó lo que llamó “la Ciudad de los Muchachos”. Empezó acogiendo a 32 niños en los bajos de la Congregación Mariana de los Jesuitas de Alicante. Entonces sólo hizo falta dar alojamiento a 2 niños, los demás dormían en su casa. Se corrió la voz en la ciudad, Fontova era el quijote contra la marginación y su obra fue creciendo en acogida y servicio a los demás. En 1968 se trasladaron a unos inmuebles en el Polígono de San Blas. Entre los años 1977-79, 190 niños de las edades de 5 y 17 años vivieron en régimen de internado. En 1980-81 se distribuyen en diversas residencias de menores, algunas cerca del Colegio. Todo esto lleva al Centro de Vida compuesta por varias residencias de acogida distribuidas por diferentes barrios de la ciudad.

 

El Colegio Nazaret de Alicante hoy presta servicio a menores en riesgo de desamparo y de exclusión social ofreciendo la posibilidad de recuperar su infancia y crecer de forma normalizada; así como da formación a las mujeres y apoyo a las familias para detectar y evitar la situación de riesgo para el menor. Es un Centro concertado de uso público y gestión privada. Depende del Área de Menores del Sector Social de la Compañía de Jesús en Alicante. Sus alumnos son niños y adolescentes protegidos y tutelados por la Administración Pública. Motivos familiares y/ó sociales les impide vivir en su ámbito social.

 

Nazaret es un colegio especial, no tiene los mismos contenidos que un colegio en su sentido amplio. Se trabaja sobre todo sobre hábitos de conducta y de relaciones, se imparte materia educativa con unos niveles básicos y se realizan talleres manuales de oficios donde se prevé que puedan desenvolverse en el futuro. Los alumnos son de edades comprendidas entre los 6 y los 18 años. A partir de los 18 hasta los 25 años algunos de estos adolescentes que no pueden volver a su entorno familiar son acogidos en lo que en Nazaret llaman casas de emancipación en donde se les orienta en el mercado laboral y se les da amparo en su primer trabajo.

 

El Colegio Nazaret se nutre de un convenio con la Administración Pública a través de la Consellería de Igualdad y Políticas Inclusivas de la Generalitat Valenciana; también de la inicitaiva privada. Estos Colegios concertados dan cobertura a personas donde la Administración no llega y por esto necesitan de la sensibilidad de la sociedad.

 

Un año más el Rotary Club Alicante Costa Blanca donó al Colegio Nazaret de Alicante, hace un par de semanas, diversos ordenadores gracias a la generosidad de la empresa Rosmiman que los distribuye. Estos ordenadores están destinados al aula de informática de Nazaret, a sus pisos de emancipación y a la propia Administración de este Colegio.

 

La nueva Ley de Servicios Sociales de la Comunidad Valenciana, recientemente aprobada, declara a estos servicios como universales, esenciales y de interés general. Esta ley garantiza el acceso a las personas con residencia efectiva en la Comunicad Valenciana y a los valenciianos que residan en el exterior, con una mayor dotación presupuestaria.

 

A ver si de una vez por todas estos Colegios tienen estabilidad presupuestaria concertada porque la labor que realizan es extraordinaria. Que así sea sólo es posible si la Administración Pública se implica en garantizar estos servicios tan necesarios.

 

* Pascual Rosser Limiñana es escritor en su tiempo libre, autor de tres libros, el último una novela corta titulada “Más allá del horizonte

2019-02-09T17:57:43+00:00 9 febrero, 2019 5:57 pm|Noticias de los clubes|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies