El Club Rotary Murcia Norte organizó una peregrinación por el último tramo de la Vía Verde del Noroeste, dentro del proyecto ‘Esclerosis sin límites’ con el que se pretende dar visibilidad a esta enfermedad y fomentar la autonomía de las personas que la padecen.

A su llegada a la ciudad fueron recibidos en la Plaza del Arco por el alcalde, José Moreno, y la concejal de Servicios Sociales, María José Soria. En Cehegín, donde se inició la marcha, los peregrinos también recibieron la bienvenida de sus representantes municipales.

El proyecto ‘Esclerosis sin límites’ consiste en posibilitar la realización del Camino de Levante de Caravaca de la Cruz y del Camino de Santiago a personas con Esclerosis Múltiple. Para ello el Club Rotary Murcia Norte adquirió y cedió a la Asociación Murciana de Enfermos de Esclerosis Múltiple (AMDEM) una silla adaptada que permite desplazarse con seguridad por caminos y veredas. La peregrinación a Caravaca de la Cruz ha servido como toma de contacto para la realización del Camino de Santiago, que se desarrollará durante 10 jornadas, completando 240 kilómetros desde la ciudad portuguesa de Oporto.