El pasado 26 de octubre se dieron cita junto al Rotary de Ceuta, representantes de los clubs rotarios de Gibraltar y Tánger. Se trataba de recuperar el ambicioso programa de los Clubs del Estrecho que tantas y positivas actividades desarrollaron en años pasados. Asistió también como invitado el Rotary Club de Casablanca.

El encuentro tuvo lugar en el Hotel Puerta de África y por el Club de Gibraltar estuvieron presentes Emily Adamberry, Martin Hale, Marian Hale (presidenta) y Jennifer Stentiford (próxima presidenta). Representaron al Club de Tánger-Doyen Mohamad Ali Saidi (presidente) y Achraf Benassila, participando como invitado Mohamed Jazouani del Rotary Club de Casablanca-California y por Ceuta asistieron Rosa Pedrajas, Malika Al-lal, José María Campos, Javier Carroquino, Bhagwan Dhamwani, Paula Elena, Carmen Figuerola y Eduardo Partida.

La participación de los diferentes clubs del Estrecho pretende realizar proyectos en cada una de las ciudades financiados a partes iguales por los tres clubs y cada año en uno de los territorios enunciados.

El último proyecto de los clubs rotarios de las Tres Ciudades del Estrecho fue aportar fondos conjuntamente para la compra de varias pizarras digitales con destino a la Asociación Autismo Ceuta. Efectivamente, este año se han cumplido los objetivos en cuanto a la citada aportación y queda planificar las actividades de años sucesivos.

Como los asistentes pertenecían a ciudades con lenguas diferentes, actuó como traductora Emily Adamberry. Tras la bienvenida de la vice-presidenta del Club de Ceuta Rosa Pedrajas, tomó la palabra el presidente del club de Tánger para manifestar que el próximo proyecto de Tánger no está todavía definido. Estará relacionado con la educación, la ayuda a la infancia, dotación de escuelas y cuidado de personas mayores. También existe la posibilidad de un donativo de diez ordenadores para que los alumnos de un colegio puedan tener Internet cumpliendo el lema de Rotary de “Conectar con el Mundo“. La financiación se obtendría de alguna multinacional o también consiguiendo equipos reacondicionados.

En lo que se refiere a Gibraltar, la presidenta Marian Hale explicó que debe consultar con su club la posibilidad de iniciar otro ciclo, ya que tanto Tánger como Ceuta están de acuerdo en continuar adelante con los proyectos compartidos. Los presentes opinaron que fue una buena idea recuperar los contactos interclubes después de tantos años sin relación alguna, por lo que se acordó esperar la respuesta del citado club de Gibraltar.

Al finalizar la reunión y tras una breve visita turística a la ciudad de Ceuta, los asistentes asistieron a una comida de hermandad que tuvo lugar en el mismo Hotel Puerta de África.