Vidas cruzadas

Vidas cruzadas. 
Como si fuese una de esas pelis de Robert Altman, uno de esos relatos de Carver pero en el celuloide, la vida de Paz Vega o de Verónica Echegui son parte ya de un cruce con la tierra de Alicante. Ambas han rodado mucho por aquí y ahora son protagonistas de dos cosas distintas pero muy similares, dos de los episodios más interesantes del cine español internacional. La primera acaba de pasar unas semanas rodando Fugitiva, la nueva serie de Joaquin Oristrell rodada entre Benidorm y México. El skyline de la ciudad más famosa desde Huevos de Oro es parte de la imagen total de la serie. Y gracias a ella la ciudad saldrá en cientos de miles de fotogramas con espacios como la Sierra Helada, Benidorm o el Gran Luxor Hotel, ese pedazo de hotelazo que preside uno de los mejores parajes de Sïerra Cortina. Alli mi querida Paz me recordó lo bello que siente ella estar aquí, lo que ama Alicante, donde se siente agusto, muy agusto, rodeada de gente con la que ha hecho muchas cosas, como Collin Farrell en Triage, famoso reparto donde se tuvieron que pasar cientos de horas de rodaje bastante duro en las sierras del interior de la provincia. Paz y Orson, su marido, vienen a Altea bastante más a menudo de lo que se sospecha, o a comer un arrocito por el norte, junto a Ibiza es uno de sus parajes favoritos en España y son de los mejores contando lo bien que se lo han pasado y se lo pasan en las calas de Xabia o en las playas y rincones como la del Montiboli o las aguas de Tabarca y los vinos de la tierra (Orson es amante de la gastronomía y de la fotografía, asi que aquí se lo pasa en grande..) Su compañera Verónica Echegui, que hizo un pedazo de foto vestida en unos Goya del alicantino Emilio de la Morena, con piercing Septum de Beatriz Milleiro dando mucho que hablar? vendrá ahora a recorrer con el guapo Álex García, su pareja, la alfombra roja de la XV edición del Festival de Cine en el Teatro Principal, en una gala inaugural donde ella recoge uno de los premios estrella del palmarés esta noche. Este festival es de nujeres y de temas sociales, de sensibilidades con su ciclo dedicado al cine sobre el Transgénero o a nuestra cultura común con el Ciclo Mediterráneo? Y por eso la gran Nathalie Pozza, amiga y a la que tuve el placer de conocer junto a la gran Eli Gil hace años? ella, que ya le auguramos el total triunfo de su vida con la peli, No sé decir adios (soberbia, maravillosa, única..) vendrá con un look de Ana Locking, divina como siempre, y recorrerá con esa mirada de diva de los cuarenta, profunda y penetrante, embaucadora y a la vez con la dureza de la personalidad, un fhotocall que se merece desde siempre. El festival se corona con Blanca Portillo, serenidad y talento a la vez, y todas ellas sé que pasarán por las manos de Alejandro Ruiz de Evonhe que, con su equipo, RocíoRicardo, Eli? sacrificadisimos siempre por la belleza, hará que las veamos como se merece el glamour de una ciudad de cine. Los días del celuloide se coronan con una cena bajo las estrellas a beneficio del Rotary Club Lucentum de Alicante en Torre Reixas el sábado. Y el domingo ya podemos disfrutar a tope de mucho cine y también de unos escaparates únicos que transformaran la calle Poeta Quintana (el Meat Pack District de Alicante) en ese espacio de estrellas, luces, cool como el cine mismo. Y en todos los restaurantes se dedican platos, vinos, recomendaciones? y sinó el AVE, llenito de la colaboración del Festival de Alicante? así que, a poco que nos descuidemos, las vidas se cruzarán con las sillas de los que ya no están y fueron, esos que en el recuerdo, como Berlanga, seguirán siendo el alma de un cine patrio de Levante que sueña con volver a embargar las estrellas. Feliz finde.