Carta de Elisa Hernández de Pablo, tras la finalización de su formación con la beca Pro Paz que Rotary le ha otorgado.

A la atención del Distrito 2203,

Las becas Pro Paz de la Fundación Rotary International permiten a 25 profesionales seleccionados a nivel internacional atender el curso de Paz y Resolución de Conflictos del Centro Rotary de la Universidad de Chulalongkorn de Tailandia.

Este curso, de dedicación intensiva y exclusiva, está ideado para perfeccionar habilidades y conocimientos en prevención y resolución de conflictos y promoción de paz. De tres meses de duración, este curso tiene dos cohortes: de enero a abril y de junio a septiembre. El cohorte 24 (enero-abril 2018) finalizó el día 5 de abril con el seminario público “Pasión y Esperanza para la Paz:  Perspectivas e Ideas sobre conflictos locales” y  la posterior graduación y entrega de certificados.

La culminación del curso representa una inversión personal tanto propia como de todo Rotary. Siento un enorme respeto por la dedicación de los/las rotarios/as y el esfuerzo que la organización realiza para que una persona pueda involucrarse al 100% a profundizar en sus conocimientos sobre paz debe verse correspondido al mismo nivel. En el corto plazo el éxito del curso puede valorarse tanto por el incremento en los conocimientos y habilidades relacionadas con la paz así como la respuesta de otras personas relacionadas con el tema. En este sentido he recibido constantes y sinceras enhorabuenas por el trabajo y agradecimientos por la activa participación  tanto del equipo de profesores externo, el equipo de coordinación de Chulalongkorn y del resto de los/as compañeros/as de clase. Así mismo, el post[1] que escribí para la página del Centro sobre la Sra. Sopa Wongyai, gerente municipal que ha promovido una ley participativa de gestión de recursos naturales desde el ámbito local hasta provincial, ha sido reenviado y comentado múltiples veces. En el medio y largo plazo, consideraré el éxito de mi participación en este curso a través de la red de proyectos conjuntos que se están ideando con colegas del curso así como con el profesorado externos. He podido establecer relevantes contactos con profesores que pueden culminar en la finalización de mi tesis doctoral en educación ambiental, prevención de conflictos y el rol y liderazgo de las mujeres en ello. Por último, espero poder seguir aportando conocimientos y apoyo técnico a Rotary en sus distintas dimensiones.

Como dice Margaret Mead, “nunca dudes que un pequeño grupo de ciudadanos dedicados puede cambiar el mundo, en realidad es lo único que realmente lo ha conseguido”.  Mi compromiso ha sido, es, y tras el curso, seguirá siendo encontrar maneras de generar paz sostenible a través de todos los medios técnicos, educativos, políticos y sociales que tenga en mi mano. Gracias a la inversión que Rotary ha hecho en mi desarrollo profesional estoy aún más capacitada y conectada con colegas que trabajamos hacia el mismo objetivo. Mi agradecimiento se materializa en mi compromiso con ello.

 

 

https://rotarypeacechula.wordpress.com/2018/03/02/peace-in-action-womens-leadership-in-natural-resource-policy-mediation/